Parche anticonceptivo

PARCHE

La solución adhesiva

ACOSTÚMBRATE A UNA RUTINA SEMANAL

El parche parece una tirita brillante. Se pega a la piel y libera hormonas (contiene estrógeno y gestágeno) que pasan al torrente sanguíneo a través de la piel. Las hormonas impiden que los ovarios liberen los óvulos y espesan la mucosa cervical, lo que dificulta el movimiento del esperma.
Ponerlo es sencillo: despega la parte posterior del parche y colócalo directamente en la piel, en la parte inferior del abdomen, las nalgas, el brazo o incluso en la espalda. El parche se lleva durante una semana y luego se sustituye por uno nuevo. Después de 3 semanas se descansa una semana, y durante esa semana que no llevas el parche debería bajarte la regla. Después se repite esa rutina. Si el parche se despega o se cae mientras lo llevas puesto, debes consultar el folleto de información al paciente que venía con él o consultar con un profesional sanitario.

Parche anticonceptivo

QUÉ EFICACIA TIENE

Hormonas

Sí. El parche libera hormonas de forma continua (estrógeno y gestágeno) al torrente sanguíneo.

Facilidad de uso

El parche debe cambiarse cada semana para que sea plenamente eficaz.

Tu menstruación

El parche puede hacer que el sangrado menstrual sea más ligero y regular.

COMPARA LOS MÉTODOS

¿NECESITAS CONSEJO? HABLA CON TU PROFESIONAL SANITARIO

Pide cita con tu profesional sanitario para recibir la ayuda que necesitas.

¿ESTÁ BIEN?

PIENSA QUE...

Para que funcione, el diafragma tiene que cubrir completamente el cuello del útero. Si tienes la sensación de que el diafragma no encaja bien, consulta a tu médico para que te indique cómo conseguirlo. Mientras tanto, piensa en usar otro método anticonceptivo, como el preservativo.

MÁS INFORMACIÓN

CONOCE LAS OPCIONES

COMPARA LOS MÉTODOS