Preservativo masculino

PRESERVATIVO MASCULINO

El viejo amigo fiel.

ENVUÉLVELO

El preservativo masculino es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados. Es una funda delgada de látex o poliuretano que se coloca sobre el pene erecto antes de mantener relaciones sexuales. Un depósito en la punta del preservativo recoge el esperma, evitando que llegue al útero y fertilice el óvulo. Evita que se produzca un embarazo, pero también protege frente a las infecciones de trasmisión sexual (ITS). Igual que el preservativo femenino, no tiene hormonas y no necesita otros anticonceptivos para funcionar. Pero es importante usar un preservativo nuevo cada vez que se mantienen re-aciones sexuales.
Los preservativos masculinos están disponibles en distintas formas, tamaños y materiales para adaptarse a todos los gustos y sensibilidades. Usarlo es sencillo: se extrae con cuidado el preservativo de su envase, se pellizca el depósito en la punta y se desenrolla sobre el pene erecto. Después de tener relaciones sexuales, se retira con cuidado el preservativo, asegurándose de no derramar nada, y se tira. Muchas personas prefieren usar lubricante con los preservativos y es importante comprobar qué lubricante es el adecuado para el material del que está hecho el preservativo. Por ejemplo, los lubricantes con base de aceite harán que los preservativos de látex se rompan más fácilmente, así que hay que tener cuidado.

Preservativo masculino

QUÉ EFICACIA TIENE

Hormonas

No. El preservativo masculino no contiene hormonas.

Facilidad de uso

El preservativo masculino debe colocarse sobre el pene erecto antes de mantener relaciones sexuales, y debe utilizarse uno nuevo en cada ocasión.

Tu menstruación

El preservativo masculino no tiene ningún efecto en la menstruación.

COMPARA LOS MÉTODOS

¿NECESITAS CONSEJO? HABLA CON TU PROFESIONAL SANITARIO

Pide cita con tu profesional sanitario para recibir la ayuda que necesitas.

¿ESTÁ BIEN?

PIENSA QUE...

Para que funcione, el diafragma tiene que cubrir completamente el cuello del útero. Si tienes la sensación de que el diafragma no encaja bien, consulta a tu médico para que te indique cómo conseguirlo. Mientras tanto, piensa en usar otro método anticonceptivo, como el preservativo.

MÁS INFORMACIÓN

CONOCE LAS OPCIONES

COMPARA LOS MÉTODOS