Ejercicios de kegel para mujeres: qué son y cuáles son sus beneficios

Seguramente alguna vez hayas oído hablar de los ejercicios de kegel y sus beneficios para la salud de las mujeres, pero ¿conoces exactamente cuáles son y cómo hacerlos correctamente para sacarles provecho?

 

Sigue leyendo para conocer todo lo que debes saber sobre los ejercicios de kegel.

 

¿Qué son los ejercicios de kegel?


Los ejercicios de contracción del músculo pubococcígeo, más conocidos como ejercicios de Kegel, son movimientos para el fortalecimiento de suelo pélvico, para el soporte de los órganos de la pelvis y para el tratamiento de tratamiento de diferentes lesiones y alteraciones de la zona pélvica.

Estos ejercicios consisten en contraer los músculos que cierran los esfínteres (ano y uretra), y sujetan los órganos de la pelvis (vejiga, vagina, útero y recto).
 

Mujer tumbada en la cama practicando ejercicios de kegel

Beneficios de los ejercicios de kegel para la mujeR

Como comentamos, estos ejercicios tienen el objetivo de fortalecer los músculos del suelo pélvico, que por diversos factores pueden debilitarse tras el embarazo, parto, envejecimiento, esfuerzo excesivo debido al estreñimiento o la tos crónica y el sobrepeso.

 

Algunos de los principales beneficios de los ejercicios de kegel para la mujer son:

 

  • Prevención de incontinencia de esfuerzo
  • Prevención de incontinencia urinaria imperiosa
  • Prevención de incontinencia fecal
  • Evitar prolapsos genitales
  • Recuperación post parto
  • Recuperación de cirugía ginecológica

¿Cómo hacer correctamente los ejercicios de kegel?

Los ejercicios de Kegel se pueden hacer en cualquier momento del día. Si los vas a realizar por primera vez, es importante que localices los músculos correctos que debes contraer durante el ejercicio. 
Para eso, imagina que estás intentando contener gases u orina y aprieta los músculos que usarías para hacerlo. Si sientes la contracción es que efectivamente estás apretando los músculos correctos para los ejercicios pélvicos. También puedes imaginar que estás sentada sobre una canica que debes recoger con la vagina, e intenta imitar el movimiento de succión. Otra opción es la de tumbarte e introducir un dedo en la vagina y apretar como si estuvieses aguantando la orina. Si sientes la contracción del músculo sobre el dedo, estás ejercitando los músculos correctos.

 

Es importante no contraer otros músculos durante el ejercicio, como pueden ser el abdomen, las piernas y los glúteos, sino centralizar el movimiento en los músculos de la pelvis. Asimismo, tampoco es recomendable hacer los ejercicios de kegel para iniciar y detener el chorro de orina.

 

Igualmente, ante cualquier duda siempre aconsejamos asesorarse con su médico de confianza para saber cómo hacerlos.

 

¿En cuánto tiempo hacen efecto los ejercicios de kegel?

Los ejercicios de Kegel son muy efectivos, pero se debe ser paciente. Puede que no notes mejoras en el control de la vejiga hasta pasadas de 3 a 6 semanas de ejercicio constante. Aún así, la mayoría de las mujeres notan mejoras después de algunas semanas.

 

Para que puedan notarse los resultados, es fundamental hacer los ejercicios al menos 3 veces al día. Para hacerlo, túmbate en el suelo, contrae los músculos de la pelvis y mantente así mientras cuentas hasta 3. Luego relájalos mientras cuentas nuevamente hasta 3. Haz de 10 a 15 repeticiones cada vez y descansa entre las series, es mejor ir empezando poco a poco hasta ir aumentando la intensidad y duración de las repeticiones

 

Ejercicios de kegel para mujeres

Ejercicios de kegel para mujer embarazada

Es recomendable practicar los ejercicios de kegel durante el embarazo para fortalecer el suelo pélvico de cara al parto y estimular el buen funcionamiento de la zona. Se sugiere practicar con cierta regularidad, a partir del segundo trimestre para controlar la vejiga y movimientos intestinales.

Mujer tumbada en la cama practicando ejercicios de kegel

Ejercicios de kegel para mujeres postparto

Tras los cambios corporales sufridos en el parto y postparto, los ejercicios de kegel serán el aliado perfecto para fortalecer y recuperar la musculatura perineal afectada, mejorar el control de la vejiga y el control del esfínter anal. 


Escucha las recomendaciones de tu médico de cabecera, pero generalmente se puede comenzar a practicar los ejercicios de Kegel al cabo de un par de días, si el parto vaginal ha transcurrido sin complicaciones. Si no es así, espera a que el médico te dé luz verde para empezar.

 

Ejercicios de kegel para el sexo

La calidad de las relaciones sexuales de las mujeres puede mejorar enormemente si se ejercita el suelo pélvico, ya que durante los ejercicios de kegel se ejercitan músculos que se contraen durante el orgasmo, por lo que tonificarlos ayuda a tener unas relaciones sexuales más placenteras y a aumentar la intensidad de los orgasmos.
 

Si estás interesado en este tema, echa un vistazo a otros artículos sobre cómo mejorar la lubricación, los beneficios del sexo para la salud y sexo seguro
 

 

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Referencias

Mujer tumbada en la cama practicando ejercicios de kegel